Esa "cosa" es lo que hace cantar al tomeguín del pinar

martes, 27 de enero de 2009

Guantánamo en la memoria


En estos días recordaba uno de mis viajes como periodista en los que conocí a Guantánamo, esa ciudad al sudeste de Cuba, que tiene como a quince kilómetros de su capital una base naval estadounidense del mismo nombre y de la cual tanto se ha hablado y se habla en estos momentos debido a la orden del nuevo presidente de la Casa Blanca de cerrar sus horrendas instalaciones carcelarias.

Recuerdo que por aquella época recorrí sus calles y me senté a la sombra de sus parques atraída por su aire sugerente y su sentido de dignidad, tanto que saqué más de una discusión con alguno de los dirigentes de las Industrias locales cuando les comenté que su producción artesanal decorativa adolecía del buen gusto estético tan necesario para la formación de elevados valores artísticos en la población. Uff y para qué fue aquello.

Y sobre eso conversaba con un colega de aula guantanamero con quien estoy pasando un diplomado de periodismo digital y me explicaba sobre el favorable cambio que ha tenido esa pequeña industria y su aporte para los detalles domésticos. Pero ahora pienso que el gran problema de Guantánamo no es la creación de bienes de consumo que satisfagan los gustos de las personas sencillas, sino otro, y es esa espada cabrona que pende desde el siglo XIX sobre la vida de los ciudadanos en virtud de una abominable enmienda que nunca Estrada Palma debió aprobar.

Esa simple razón ha hecho que el gobierno de Estados Unidos mantenga en esa base militar que está en el territorio de Guantánamo una de las cárceles más terribles del mundo. Allí permanecen detenidos, o más bien enjaulados en condiciones aberrantes, sin proceso judicial ni acceso a abogados, unos 500 prisioneros supuestamente miembros de Al Qaeda y del régimen talibán, a quienes tal parece que no se les va a realizar juicio nunca o estarían confinados de por vida en el limbo.

Para mí es un crimen la situación concreta de los detenidos en Guantánamo, una violación de toda una serie de normas del Derecho Internacional, pero también del Derecho Humanitario, porque aun las normas del derecho de la guerra prevén garantías judiciales mínimas cuando alguien puede ser sometido a juicio, condenado o detenido y no es ese el caso de esos prisioneros, pero lo peor de todo es que todo esto sucede en un pedazo de Cuba que nada tiene que ver con esta coyuntura, y sin embargo, nada puede hacer para cambiarla, aunque se experimente como una sensación de impotencia irremediable.

Queda ahora la espectativa ante la orden de Obama de cerrar la cárcel ¿Qué ocurrirá en Guantánamo después? ¿Seguirá el gobierno de Estados Unidos haciendo uso de aquella enmienda que le otorgó esa bahía? ¿A qué la dedicará entonces, o a una escuela, o a un centro de diversiones, un casino de juegos o a un sitio comercial para vender tecnología? Ni idea tengo, pero de lo que si estoy segura, y mi colega también, es que los guantanameros sí sabrán que hacer con ella.

4 comentarios:

luly dijo...

hola elsie como recordatorio a tu comentario. las personas que estan en guantanamo fueron personas que cometieron horrendos crimenes como
matar americanos en territorio americano por favor de que hablas cuando hablas de haberrantes,de no tener abogados,enjaulados, de que crimen tu hablas por favor, donde estan en cuba todos los presos cubanos?

Prof. Lourdes María Serra Otero - Periodista y Profesora de Informatica dijo...

Mira eso ella es Luly y yo Lu.
Me ha gustado tu blog y me ha encantado nuevamente compartir el aula contigo, aunque eta vez estuvimos las dos del lado de los alumnos.
Espero que puedas aplicar todo lo aprendido a tu blog y naturalmente a el sitio de tu medio Opciones.
Muy valiente la crítica de tu propio sitio.
Adelante y te deseo que sigas aprndiendo y ya sabes no olvides de leer la nueva Ley de Seguridad Social, te será de interés y de mucha utilidad.
Mis cariños
Profe Lu

Mayda Palazuelos dijo...

Guantánamo: cárcel en la cárcel

Parece que meter gentes en la cárcel sin hacerles un juicio, es como una epidemia que ha contaminado a toda la Isla de
Cuba. De un lado y del otro, hay gente enjaulada, los que tienen más suerte en la "jaula" tinen aire acondicionado,agua corriente, servicios sanitarios y buena comida, aunque dicen que a veces los torturan. Los que tienen menos suerte están sin aire acondicionado y no tienen agua ni servicios sanitarios ni tampoco tienen qué comer. A unos se les ha torturado por un tiempo, pero a los otros se les tortura todo el tiempo. Pobre gente.....
Entonces sí quedan abolidos los Tratados Limítrofes: Estados Unidos tendria que devolver a Texas y California a los mexicanos y Guantánamo a Cuba,y Cuba a su vez tendría que ser devuelta a los Españoles. No estoy segura si los americanos que viven en estas ciudades estarian muy de acuerdo, pero sí estoy segura de que todos los cubanos cambiarían con mucho gusto su nacionalidad; y para muestra un botón:
resalta que en algunos periódicos se publique sobre la desesperación que tienen los cubanos por "encontrar los papeles" de sus familiares para poder acogerse a la ciudadania española. Hasta en España se comenta que ya "Cuba es una fábrica de espanoles" a resultas de la Ley de Memoria Histórica que es como un "plebiscito" para darle la oportunidad a los que no se atrevían a decir "me quiero ir..."; ahora comentan con naturalidad "me quiero hacer ciudadano español porque puedo viajar y conocer el mundo".....!!!! Cuidado cubano!!!, que según dijo Alarcón "... en el espacio aéreo no caben tantos aviones...".

Agustín Borrego Torres dijo...

Es hora que Guantánamo sea para los cubanos. Y que se vea que los propios violadores de los derechos humanos son los que proclaman por el mundo las supuestas violaciones de otros.
Guantánamo es territorio de Cuba y para los cubanos, no para los que le sirven a su amo a cambios de bisutería y baratijas y hace mucho tiempo perdieron el sentido de vivir por la patria es morir.