Esa "cosa" es lo que hace cantar al tomeguín del pinar

sábado, 18 de julio de 2015

El efecto dominó



Por Elsie Carbó

Tal parece que esta es una zona castigada por la mano divina, cuando no son las inundaciones que dejan un rastro de dolor y destrucción en los hogares, son estos focos de basura contaminante que se acumulan en el área

Este basurero está en la unión de las calles Ayuntamiento y Tercera, en Plaza de la Revolución, una esquina de gran afluencia de público por la ubicación de un agromercado cooperativo al cual acuden en busca de frutas y vegetales, además de las carnes y ahumados que también se expenden,  y están expuestos a la contaminación que traen las moscas, sobre todo ahora en verano cuando el calor hace más difícil todo y las personas tienen más tiempo libre y los niños están de vacaciones.
Esta basura debió haberse recogido hace una semana como corresponde al carro mecánico, pero sus empleados declinaron hacerlo debido a la rotura que presenta el contenedor por uno de sus costados, lo que ha provocado que se acumule cada vez más la suciedad y los desperdicios.
En conversación con Yaima, la delegada de la zona, supe que el personal encargado de esta cuestión en Comunales hizo un recorrido por las calles Ermita y Ayuntamiento para tomar nota de la situación, pero hasta el momento nada han resuelto y toca a no sé quién ahora entrar a resolverla.
El edificio verde que se ve al fondo pertenece a Sanidad Vegetal, del Ministerio de la Agricultura
Se han detectado focos de moquillo, parvovirus y otras enfermedades que afectan, en primer lugar a los animales, pero que cuando están en el ambiente contaminado como éste nadie sabe el alcance que pudieran tener para la salud de los humanos, si se tiene en cuenta que los vectores pululan, y moscas, ratas y cuanto bicho o insecto deambule por el área  entra a nuestras moradas.
Realmente la situación es grave si esto no se ataja a tiempo para contener males mayores, y que no se confunda la irresponsabilidad de quien tiene que recoger la basura con indisciplina social, que solo es un efecto dominó, porque cuando los vecinos no tienen donde arrojar los desperdicios no queda otra que depositarla en algún sitio, aunque este sea la esquina del barrio.

1 comentario:

Elsie dijo...

Hola soy yo misma enviándome un mensaje para chequear si llegan a mi blog, chaoooo